La mía es una historia de creatividad, gestada desde que era muy pequeña y alimentada por una familia que siempre la entendió y la potenció

“Podría decir que el regalo de un curso de joyería que me hizo Agustín, mi marido, marcó el punto de inflexión pero de alguna forma siempre he llevado joyas y siempre quise diseñarlas” cuenta Lluïsa Verd Marí, creadora y diseñadora de Verdmarí

Mi padre montó, entre otras muchas cosas, una galería de arte y así crecimos rodeados de arte y belleza.

Por motivos familiares no pude estudiar joyería en Barcelona pero a cambio estudié diseño en Italia en la Marymount Int School de Roma, una experiencia que me cambió para siempre.

A mi vuelta a Mallorca, continué con diseño gráfico, algo que en los 90’s estaba en pleno auge.

Continué mi formación en diferentes estudios creativos de prestigio en Italia, Bélgica, Turín (Italia), Gante (Bélgica) y Mallorca (España) hasta que llegó el momento de montar con un socio mi propio estudio de comunicación creativa, Doctormarí, una experiencia impagable.

Después de 12 años, Camper se cruzó en mi camino, fichándome como directora de arte hasta el 2014.