CREACIÓN
CREACIÓN

Inspiración

La naturaleza es mi lenguaje y mi inspiración

De ella bebo y con ella se funden mis piezas

Las imágenes de la naturaleza que desbordan la retina de Lluïsa Verd Marí, como el almendro en flor anunciando la primavera en Mallorca o la posidonia en el fondo del mar cristalino, suelen ser lo que a menudo desata el proceso creativo pero a veces es simplemente el tacto o los colores de la seda, tan presente en muchas de sus creaciones, el principio de un diseño.

Unas veces las piezas nacen para ser replicadas y otras para ser únicas pero en ambos casos, el punto de partida siempre es el mismo: la perfección del diseño natural.

Lluïsa crea bellos volúmenes que reinterpretan la naturaleza que ella percibe, vive y siente porque sus piezas son un homenaje a las formas orgánicas, sinuosas y perfectas de la naturaleza.

Proceso creativo

Diseño + Artesanía

Cuando la inspiración y la creación encuentran la técnica

El proceso de creación de Lluïsa Verd Marí parte siempre del diseño, imaginando primero la pieza para después encontrar la técnica que la traduzca y la convierta en joya. Por ello, Verdmarí es ante todo una marca de diseño.

Cada pieza se gesta como una pequeña escultura, un volumen bello en sí mismo y no sólo como un ornamento.

Las primeras piezas siempre las trabaja en primera persona, en silencio y de una forma muy intuitiva.

Una vez que nace esa primera pieza, llega el momento de trabajar en la reproducción de las mismas y convertir el primer prototipo en una serie limitada que asegura la exclusividad de sus creaciones. Aquí empieza la segunda etapa, la de colaboración con el maestro joyero, Edu Marín. De esta forma, la inspiración se encuentra con la técnica y el diseño se materializa en pieza; ha nacido una joya Verdmarí.